Premios

Publicado el 06/04/2022 Categorías : Premios , REVISTA
Altos de  Torona: Magnífico Diam Innovación
Altos de ToronaDO Rías Baixas

Por Vanesa Viñolo

Ser sostenible desde la viña hasta la botella es esencial, la única vía para el futuro. En Altos de Torona lo tienen muy presente, y por eso desde hace más de una década certifican todo el proceso de elaboración de sus vinos, desde la cepa hasta el embotellado, asegurando la biodiversidad de un viñedo único en Rías Baixas. Y es que su finca, 94 hectáreas situadas en Tomiño-O Rosal, es la mayor de una sola pieza de la denominación de origen gallega, conviviendo en ella más de noventa y una especies de flora y setenta y una de fauna, amparadas bajo un plan para la acción y la conservación de este hábitat natural. Un paraíso sostenible en el que las variedades autóctonas gallegas (Caíño Blanco, Godello, Loureira o Treixadura) brillan especialmente, dando lugar a unos vinos francos, nobles, frescos y fragantes, en armonía con su tierra.

Sostenibilidad desde el viñedo hasta la botella

Anabel Pérez, responsable de marketing de la bodega, nos comenta que cuentan con el Sello en Producción Integrada desde hace más de 10 años: “Certificamos no solo los cuidados que se mantienen en el viñedo para preservar el desarrollo de la vid y el hábitat natural, sino también todo el proceso de elaboración de nuestros vinos, desde el cuidado de la cepa hasta el embotellado”. Así, emplean estaciones meteorológicas para adelantarse a plagas como el oidio, mildiu o botritis.

Proyecto Baydiversity

Desarrollado con la colaboración de Bayer Crop Science, en él se promueve la realización de Planes de Acción de Conservación (PAC) a través de los que se evalúan las áreas naturales de la finca, se catalogan las especies y se elaboran unas recomendaciones prácticas para gestionar, recuperar y valorizar estas áreas. Así se optimizan los recursos en beneficio del medio ambiente. El viñedo se ha convertido en el hábitat natural de 91 especies de plantas y 71 de animales. El asentamiento de esta riqueza biológica enriquece la vid desde sus raíces y favorece la obtención de vinos únicos, integrados con la naturaleza.

El mayor viñedo en una pieza de Rías Baixas

El hecho de contar con un viñedo en una sola pieza les permite “optimizar mucho mejor los recursos y ser más sostenibles a la hora de planificar y ejecutar las labores del cuidado del viñedo. Un viñedo singular que transmite a nuestros vinos la esencia de la subzona del Rosal dentro de la DO Rías Baixas, enclavado en una ladera favorecida por la suavidad del clima, influenciada por el Atlántico y el río Miño cerca de su desembocadura”.

Entradas relacionadas

Compartir contenido