REVISTA

Publicado el 20/04/2020 Categorías : REVISTA , Viticultura y enología
Discordia en el viñedo riojano

Por Arantxa Noriega

La DOCa Rioja siempre ha defendido su unidad como denominación de origen más antigua de España. Ahora lo hace con más contundencia, sobre todo, desde que la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) –o, al menos, parte de ella- pidiera un nuevo ámbito de protección para generar una denominación de origen propia al margen de la actual. Una petición realizada oficialmente por la Dirección General de Calidad e Industrias Agroalimentarias del Gobierno Vasco, que solicitaba la protección e inscripción de la Denominación de Origen Protegida Arabako Mahastiak/Viñedos de Álava y que el Boletín Oficial del Estado publicitaba el pasado 14 de enero, abriendo un plazo de alegaciones aún no resuelto. Hablamos con las dos partes enfrentadas.

Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa
“No queremos la división de bodegas, solo crear marcas de valor en la comarca de Laguardia- Rioja Alavesa”

Del cerca del centenar de bodegas de Rioja Alavesa que forman parte de ABRA, alrededor de 40 o incluso menos, según diferentes fuentes, han pedido a las autoridades un nuevo ámbito de protección -con libre inscripción- a fin de crear una denominación de origen propia al margen de la DOCa Rioja.

El proceso, pendiente de resolución, se encuentra en periodo de alegaciones tras su publicación en el BOE. Las circunstancias originadas por el coronavirus dejan en mayor suspensión este proceso, que luego pasaría a Bruselas y a la Comisión Europea. Esta última debería pronunciarse y devolver la documentación a Madrid para su resolución definitiva. 

Este hecho ha generado un gran revuelo en el sector del vino y no pocas críticas. Algunas bodegas de la zona achacan a ABRA haber dividido al mercado y otras dicen que ha debilitado la marca Rioja. Desde ABRA quieren aclarar la situación que se ha generado: “Nosotros no pretendemos dividir ni generar malestar en el sector. Se produce en el entorno de algunas bodegas -no de todas-, que no se sienten amparadas por la DOCa Rioja”. Con esta petición de denominación de origen propia, buscan establecer “una alternativa más”. Y añaden: “No pretendemos hacer ningún daño a nadie, solo establecer diferencias  del terruño, de la variedad, del tipo de rendimiento, de la propia orografía, el clima y sus efectos en estos vinos”.

Estas bodegas pequeñas y familiares necesitan “construir un modelo propio para profundizar en la diferenciación de sus vinos y también posicionarse dentro y fuera de nuestras fronteras de cara al futuro y ante una posible liberalización del viñedo”. Con ello, persiguen “ofrecer soluciones a todas las necesidades que tienen sus asociadas. Es una opción más para determinadas bodegas, que buscan un nuevo ámbito de protección al margen de la DOCa Rioja bajo el nombre Arabako Mahastiak-Viñedos de Álava”, explican en la Asociación. 

Algunos políticos y expertos de La Rioja defienden de algún modo la diferenciación de los vinos de Rioja Alavesa, pero bajo el mismo paraguas de la DOCa Rioja. Sin embargo, las bodegas de ABRA comentan que esto es “inviable”, puesto que no existe jurisdicción para constituir una denominación dentro de otra.

"Hoy es complicado lograr una diferenciación en el seno de la Rioja Alavesa porque no hay precedentes en Europa. Habría que modificar la normativa europea, cambiar la Ley Española del Vino y modificar los pliegos por parte del Consejo Regulador “, comentan.

De poco ha servido que el Consejo Regulador de la DOCa Rioja se abriera recientemente a diferenciar los vinos por zonas geográficas y aprobar nuevas categorías e etiquetas para calificar los vinos por zonas y municipios. Según estas bodegas de ABRA, “las medidas han mejorado la situación, pero no son suficientes”. 

Voces en contra dentro de ABRA
La decisión de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa de crear una denominación de origen al margen de Rioja ha generado malestar entre diferentes socios de ABRA. Algunas bodegas no comparten la iniciativa que la junta directiva ha puesto en marcha y no les gusta trabajar fuera de la filosofía tradicional de la denominación. Así que se están produciendo abandonos de al menos siete bodegas de la zona, según los diferentes medios locales. 

No se sienten representadas por la asociación y se muestran incómodas por la pelea interna de seguir a los partidarios de ‘Viñedos de Álava’ y a quienes pretenden seguir en la DOCa Rioja.

La idea de ampararse bajo su propia denominación surgió en el seno de ABRA a finales de 2014, siguiendo los modelos de otras zonas productoras foráneas, como las francesas Borgoña y Burdeos, donde existen muchas DO que conviven juntas. “No es una cuestión de separase, ni de dividirse, ni de enfrentamientos. Solo es una opción más. De tal modo que las bodegas que no se sientan amparadas por la DOCa Rioja tienen la libertad de poder elegir otra alternativa”, concluyen las bodegas partidarias. 

Consejo Regulador de la DOCa Rioja
“La DOCa Rioja es única (…) por lo que se defenderá hasta el final con todos los instrumentos, y medios políticos y legales”

El Consejo Regulador de la DOCa Rioja vive con malestar la situación surgida tras la petición de ABRA de crear la Denominación de Origen ‘Viñedos de Álava’, que operaría de manera diferente y al margen de la DOCa. Se quejan de falta de información por parte de ABRA en todo este proceso. Y esta ausencia de comunicación “no ayuda a entender la naturaleza de su comportamiento, ni a conocer el respaldo del mismo”, dice el Consejo Regulador en una nota de prensa. El Consejo tuvo conocimiento de todo ello a través del BOE. En el Boletín aparecía que ABRA reactivaba dicha iniciativa planteada años atrás ante el Gobierno Vasco. Ahora esa petición se encuentra en periodo de alegaciones, que terminaban el 28 de marzo, y entre ellas, estarían las del Consejo de Regulador para defender la unidad de Rioja frente a la escisión.

Sin embargo, y debido a las circunstancias originadas por el coronavirus, estas alegaciones se encuentran suspendidas, según fuentes del Consejo Regulador, que se reunió en su sede el pasado día 13 de marzo. “Tanto el Consejo Regulador de la DOCa Rioja como la organización Interprofesional del Vino de Rioja han presentado sendas declaraciones de oposición que responden a la contundencia ya anunciada”.

En la DOCa Rioja explican que en agosto de 2017 se acordó trabajar en el desarrollo y puesta en marcha de indicaciones geográficas que permitieran una mayor diferenciación de cada una de las zonas y municipios en el etiquetado.

Y que a pesar de los esfuerzos promocionales llevados a cabo para la difusión de estas nuevas indicaciones geográficas, “algunos operadores dentro de la asociación han continuado trabajando en otra dirección -la que plantearon en 2016 y que ahora ve la luz-“, dicen en la denominación. Tampoco -aseguran- “han dejado que pasaran los dos años que se acordaron para monitorizar estos avances realizados en el seno de la DOCa Rioja, ni se han planteado mejoras o insatisfacción sobre los mismos”.

Fernando Salamero, presidente del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, ha recalcado la proyección y notoriedad de la marca, “envidiada, admirada e imitada por el resto de regiones del mundo. Nunca se hubiera querido llegar a este punto, pero la denominación es única, singular, fuerte y prestigiosa, por lo que se defenderá y preservará hasta el final, con todos los instrumentos y medios políticos y legales, el patrimonio de todos los inscritos”. El presidente considera que “existen suficientes herramientas y posibilidades para que cada operador diferencie y comercialice adecuadamente su producto”.

“El Consejo Regulador se moverá en un clima de unión y de defensa, dejando la puerta abierta a aquellos que deseen explorar nuevos caminos fuera de Rioja, con el evidente veto a usar el nombre de Rioja Alavesa en sus vinos”, subraya. En este sentido, durante 2019 y dentro de la campaña de promoción de estas nuevas menciones, se llevaron a cabo diversas presentaciones con profesionales, actividades que está previsto continuar en el curso de 2020.

INDICACIONES GEOGRÁFICAS DE LA DOCA RIOJA

VINO DE ZONA:

• Rioja Alavesa: clima atlántico y suelos arcillo calcáreos.
• Rioja Alta: clima atlántico y suelos arcilloso calcáreos, ferrosos y aluviales.
• Rioja Oriental (antes Rioja Baja): clima seco y suelos aluviales, arcillo ferrosos.

VINO DE MUNICIPIO:• Vino elaborado con uva de 144 municipios de la DOCa Rioja.
VIÑEDO SINGULAR:

Designa parajes y zonas menores que las de Vinos de Municipio con características agro-geológicas y climatológicas propias. Para lograr esta distinción necesita:

• Uvas de Viñedo Singular.
• Edad del viñedo no inferior a 35 años.
• Vinculación bodega/viñedo de al menos 10 años.
• Producción de uva máxima de 5.000kilos/ha en tintas y 6.922 kg/ha en blancas.
• Rendimiento del 65% frente al 70% habitual. Vendimia manual.
• Valoración cualitativa doble y final, de excelente. 
• Cumplir los requisitos ante el Consejo Regulador.





Entradas relacionadas

Compartir contenido