En el nombre del vino

Publicado el 02/09/2019 Categorías : En el nombre del vino , REVISTA
Exopto
GracianoExoptoDOCa Rioja

El término procede del latín: exopto, are, avi, atum. Significa: “desear fuertemente, esperar con mucha ilusión”. Una fuerte ilusión fue la que llevó a su  fundador, Tom Puyaubert, a levantar este negocio por el año 2000. Llegó a España dejando su Burdeos natal para afincarse en La Rioja e impulsar las ventas de una famosa tonelería francesa. En contacto diario con los mejores enólogos españoles, se apasionó por esta rica zona riojana gracias sus viñedos, su cultura y su alma. En el 2003, decidió fundar Bodegas Exopto, así que esperó con ilusión el vínculo con esta tierra con el ánimo de expresar su carácter a través de una

gama de vinos blancos y tintos distintos. En este caso, el vino tan deseado, Exopto 2015, es de alta gama y tiene como base el Graciano. Con gran complejidad, finura aromática y frescor es un vino diferente, sorprendente y elegante.

Entradas relacionadas

Compartir contenido