REVISTA

Publicado el 15/06/2022 Categorías : REVISTA
Magnífico Vino Revelación: Viña Chelus VIñedo Singular 2017. Amaren. DOCa RIoja

Jon Cañas, de Amaren, recogió el premio

Viña Chelus, nuestro vino revelación, es el homenaje a Chelus y a su especialísima viña, plantada en los años 20... ¡pero del siglo pasado! Jon Cañas, propietario y elaborador de los vinos, nos lo explica: “Antes de ser vino, Viña Chelus es una viña vieja (...) Chelus es una persona muy querida por la familia, que lleva trabajando décadas con mi padre en Luis Cañas, como proveedor de uva. Un día nos contó que iba a arrancar esta viñita situada en Samaniego, a 1,5 kilómetros de la bodega, porque más de la mitad de su superficie no se podía trabajar con maquinaria moderna. Es cuando le propusimos hacernos cargo del cuidado de esta parcela, y demostrarle que arrancarla hubiera sido un error. ¡Hasta le prometimos poner su nombre al vino procedente de esta finca! Y así fue. No puedes imaginarte, hasta verla, lo hermosa que es esta viña.”

Un Viñedo Singular

Jon nos cuenta que son unas “cepas plantadas entre 1920 y 1950. Fundamentalmente tempranillo, con algunas de graciano y garnacha, y alrededor de un 10% de variedades tradicionales blancas (viura y rojal). Por esencia, es un vino de finca (...) esto significa que me tengo que centrar en expresar su personalidad (...), sacar la tipicidad de las variedades y del suelo (...) Como decían mis abuelos Luis y Ángeles, hay que sacar de esta viña “un buen lago”, que conecte con la tierra. Quiero encontrar estas notas metálicas del suelo y el nervio del tempranillo. En cuanto a la certificación de viñedo singular, se trata de un sello del Consejo Regulador, una garantía extra de origen”.

La añada de la helada

Cañas se emociona al hablar del 2017: “Cayó el 28 de abril. Fue tremendo, para la viña y para los ánimos. Después del dolor, salimos al campo y fuimos a identificar, con una brida roja, los racimos de segunda brotación para, en el momento de la vendimia, no recoger ningún fruto que hubiera aparecido después de la helada (...). Así que recogimos poca uva, en un año especialmente seco y caluroso. Vendimiamos una uva sana y concentrada. En bodega hubo que trabajar las maceraciones con mucha delicadeza para obtener un vino con mucha tipicidad, personalidad, sin perder nada de fluidez y frescor”.

El 2022

Está lleno de nuevos vinos, como nos dice Jon: “Estrenamos Selección de Viñedos. Va a ser el vino de entrada de gama de Amaren, un vino muy pegado al terroir (...) Además este año estrenamos los “60” de Amaren. Son cuatro vinos varietales de viñas viejas y fincas de los alrededores (Malvasía Riojana, Garnacha, Graciano y Tempranillo)”.

Entradas relacionadas

Compartir contenido