BLOG | VER+

El Club

Castelo de Medina presenta Castelo de Medina Vendimia Seleccionada

Castelo de Medina presenta Castelo de Medina Vendimia Seleccionada

Por Jorge Díez

El pasado día 13 de noviembre, Mariano de Juan, director comercial de Castelo de Medina, nos dio la bienvenida en el Restaurante Urrechu Velázquez para presentarnos la añada 2018 de Castelo de Medina Vendimia Seleccionada (DO Rueda).

Sara Román, enóloga de la bodega desde el año 2006, fue la responsable de introducirnos a la cata de un vino que huye de las prisas que otras bodegas de la denominación parecen tener a la hora de lanzar sus nuevas añadas al mercado. Se trata además de un vino procedente de una parcela de 100 hectáreas, reservada en exclusiva para la elaboración de esta referencia. 

Este vino llega al consumidor no sin antes haber pasado por una crianza de 6 meses sobre lías ne depósitos de acero y en barricas con dos o tres años de uso. Es un vino intenso, con aromas cítricos y herbáceos fruto del trabajo sobre lías, con un final largo. Todos los presentes pudimos comprobar la capacidad de guarda de estas elaboraciones, porque también se nos ofreció la añada 2017 que, aunque con algo menos de frescura, sigue conservando su acidez y aquellas notas herbáceas detectadas en nariz vuelven a replicarse en boca. 

La cata se alargó con otros vinos de la bodega. Pudimos disfrutar también de Castelo de Medina Fermentado en Barrica 2014 y 2018. Son vinos que han tenido una crianza en madera de roble francés entre 4 y 8 meses. Son elaboraciones con buena estructura, muy glicéricas con una agradable reducción de fruta confitada. Quiero destacar el cambio de etiqueta de este vino, que manteniendo la misma línea es mucho más elegante.

Finalmente acabamos la cata con Syté 2008 Mágnum y Syté 2014. Es un vino elaborado a partir de las variedades Tempranillo y Syrah con una crianza de 14 meses en barrica de roble francés y americano. En la añada 2014 salen las notas especiadas procedentes de la crianza, pero con un buen equilibrio. Recuerdos de ciruela madura con una retronasal que nos devuelve los recuerdos de fruta madura . Lo que más me sorprendió fue que la añada 2008, aunque había perdido un poco de color, tenía una buena acidez, conservando los aromas de fruta madura y su golosidad.

Etiquetas: Castelo de Medina
Producto añadido correctamente a la comparación de productos